‹‹ Volver

Evite el dolor después de su cirugía

Cuando una persona se va a realizar una cirugía plástica, generalmente está llena de ilusiones, de una excitación por lo que se viene, una emoción por este nuevo cambio que no sólo va a afectarla de manera positiva físicamente, sino además lo va a hacer mentalmente.

Esta ilusión, y este sentimiento podríamos decir que se genera normalmente en el pre operatorio, causando en la paciente ansiedad y emoción por la cirugía, haciendo que esta quiera que pase lo antes posible. Sin embargo, en muchas ocasiones la paciente por este sentimiento de alegría, olvida que después de la operación viene una recuperación, lo que llamamos postoperatorio.

El postoperatorio depende de cada paciente, de su anatomía, y de su resistencia. Hay pacientes que en el postoperatorio no se ven afectados mayormente, hay otros que reportan haber tenido algunas molestias, o dolores, y otros pacientes que se quejan de haber sufrido un dolor fuerte y constante después de la cirugía. Esto como dijimos anteriormente depende de cada paciente, y del umbral del dolor de cada uno, por esto a varias personas la misma cirugía les afecta de manera diferente.

 

“En la clínica del dolor se disminuye el dolor y las molestias hasta donde es científicamente posible”

 

Al no saber de qué manera va a afectar el postoperatorio en el paciente, algo que es muy difícil de predecir, ya que ni siquiera el propio paciente sabe que tanto le va a doler o no, más vale prevenir que tener que lamentar. Por lo tanto, para evitar estas incomodidades, o dolores bien sean leves o muy fuertes, lo mejor es prevenir antes de la intervención.

Es aquí donde entra la solución para el manejo del dolor. Este tratamiento lo hacen médicos anestesiólogos, expertos en el manejo y la disminución de las sensaciones dolorosas. Para entender un poco más acerca de este tratamiento, que es realizado por una clínica del dolor,  es mejor entender en qué consisten las sensaciones que conocemos como dolor.

Qué es el dolor?

El dolor existe por una disrupción o lesión de un tejido. Cualquier tejido del organismo que se encuentre con inflamación, produce que se liberen sustancias quimiotácticas que viajan al cerebro a través de la sangre. Cuando llegan al cerebro, éste las interpreta y se genera una sensación que  es la que conocemos como dolor.

Tipos de Dolor

Hay dolores más intensos  que otros, esto depende del tipo de lesión. Cualquier daño externo como golpes, piquetes de mosquito, etc, puede generar dolor y en cada caso será diferente la sensación.

Dentro del dolor existen dos tipos de dolor:

  • El dolor somático, es decir el dolor intenso e inmediato. Un ejemplo es cuando una persona se dobla un dedo, o se corta ya que se percibe la sensación de dolor de manera inmediata.
  • El otro tipo de dolor es el dolor neuropático que se da por lesión directa en los nervios, este produce sensaciones diferentes, como el ardor, la quemazón, el corrientazo o el calambre.

Después de una cirugía generalmente se presentan los dos tipos de dolores, es por esto que se deben manejar de forma conjunta para que sea exitoso el manejo del dolor. Además si a una persona le operan diferentes áreas del cuerpo, son muchas zonas que presentan inflamación y cada zona tiene una sensación dolorosa diferente.

Manejo del dolor

Para el manejo del dolor existen diversas técnicas, ya que muchas veces los analgésicos orales, o por vía intravenosa, no son suficientes para el confort del paciente. En este punto cabe aclarar que en la clínica del dolor, lo que se hace es disminuir el dolor al máximo para que no le genere molestias al paciente, más no lo elimina por completo.

Tratamiento y terapias para el dolor

manejo del dolor en clinica especializadaEste tipo de tratamientos son personales, es por esto que existen diferentes escalas de dolor. Estas escalas pueden ser visuales, numéricas, analogías, entre otras. Para cada persona es necesario un tratamiento diferente, ya que las sensaciones no son las mismas. Existen personas que son más tolerantes, ya que tienen un umbral del dolor más elevado que otros. Teniendo en cuenta esto existen diferentes técnicas para aliviar el dolor:

  • La primera técnica y la más común es la terapia basal, es decir los analgésicos que el doctor o medico anestesiólogo le receta al paciente para evitar que el dolor sea muy intenso.
  • Otra técnica es la bomba analgésica para el dolor, una combinación de varios medicamentos, con diferentes mecanismos de acción. En estas bombas hay analgésicos de tipo AINES, que son antiinflamatorios no esteroideos, y medicamentos opioides, que son analgésicos bastante potentes, que actúan sobre ese tipo de receptor que es el opioide. Estos medicamentos únicamente los va a recetar un anestesiólogo experto, ya que ellos son los encargados y especializados en la disminución del dolor.

 

Analgesia Multimodal

Normalmente el médico cirujano después de la cirugía le formulará algún tipo de analgésico general para disminuir el dolor, sin embargo lo ideal sería tratar el dolor con base en la analgesia multimodal. Esto consiste en disminuir el dolor desde muchos puntos de vista, sin dejar de verlo como algo integral. Generalmente el dolor se debe tratar desde antes de que comience, es decir, antes de la cirugía se debe comenzar el manejo del dolor en una clínica especializada en esto.

La analgesia multimodal consiste en tratar el dolor desde diferentes facetas y desde diferentes tiempos, es por esto que se debe iniciar desde antes de la operación. Para poder comenzar, es necesario que se estudie cada caso y cada paciente, para de esta forma poderle recomendar el tratamiento adecuado para cada caso ya que no todas las personas pueden recibir los mismos medicamentos para el dolor, por diferentes causas, desde la diferencia en la sensación de dolor, hasta la historia clínica. Estas son cosas de cada paciente, es por esto necesario que este tipo de tratamientos se realicen en una clínica del dolor.

Tratamiento antes de la cirugía

Lo ideal para llevar a cabo el manejo del dolor, es que se comience desde antes de la cirugía, durante esta etapa se formulan ciertos medicamentos basales, y además se realizan exámenes pre operatorios para constatar la salud del paciente que va a ser operado, en caso tal de que el paciente no se encuentre en la mejor forma, o con las mejores condiciones de salud, el tratamiento también le ayudará a prepararse y estar en las mejores condiciones el día de la cirugía, logrando con esto la disminución de riesgos y/o posibles complicaciones.

Un ejemplo de esto, es cuando el paciente presenta enfermedades como la diabetes, la hipertensión, o enfermedades de hipotiroidismo. La idea es controlar las enfermedades para que el paciente llegue en las mejores condiciones al quirófano, para evitar descompensaciones durante la cirugía y en el postoperatorio.

El día de la cirugía también se tendrá que ir antes a la clínica del dolor para que se le suministren unos medicamentos que van con la anestesia que ayudan a la disminución del dolor.

Después de la cirugía

Después de la cirugía se utilizan no sólo medicamentos orales, sino que también se aplican las bombas analgésicas, que tienen distintos medicamentos, que logran un bloqueo de nervios, lo que ayuda a disminuir el dolor localizado en el área de la cirugía.

La suma de estas técnicas son las que ayudan a que el paciente tenga una mejoría y que su dolor se disminuya casi hasta no sentirlo. Después de una cirugía es cuando la paciente siente realmente lo que sucedió en su cuerpo, presenta lesiones y morados, que pueden generar un dolor intenso, o un dolor muy leve, según el caso.

Lo que hace el médico cirujano es recomendarle analgésicos generales, que alivian el dolor somático, ya que su especialidad es la cirugía plástica, más no la disminución del dolor. Sin embargo lo que necesita realmente la paciente es una clínica del dolor, donde encuentre anestesiólogos, que estén especializados en el alivio del dolor, para que se logre tratar el dolor somático junto con el neuropático, que es el que genera más incomodidades y molestias.

Holosmed: Clinica del Dolor en Bogotá

Por lo tanto es necesario buscar a médicos anestesiólogos que tengan experiencia en el manejo de las diferentes técnicas ya mencionadas, es por esto que en este artículo recomendaremos a la clínica del dolor HOLOSMED enfocada en la medicina perioperatoria.

En esta clínica se le brindará un acompañamiento en todo el proceso de su cirugía, desde antes de que ésta comience, con exámenes, revisiones, y preparación para el día de la cirugía.

De igual forma durante la cirugía se le brindarán medicamentos para evitar riesgos, y para disminuir el dolor que esta cirugía le pueda generar, y por último después de la cirugía lo guiarán y ayudarán en su recuperación, no sólo en la disminución del dolor, sino que estarán pendientes de que su recuperación sea la adecuada, y lo más rápido posible, para de esta manera poder disfrutar y lucir de su nuevo aspecto.

Este manejo del dolor usted lo puede comenzar con la clínica del dolor con una inversión inicial de 200.000 pesos colombianos. Existen distintos tipos de técnicas, que se pueden usar de manera tal que trabajen de manera integral, para lograr el alivio del dolor. Es necesario recordar que el dolor no se irá por completo, pero sí disminuirá de tal manera que usted pueda continuar con sus actividades sin ninguna molestia.

 

No olvide que lo más importante es su salud, y que usted puede prevenir cualquier tipo de riesgo y dolor con un acompañamiento y tratamiento como el que le ofrece la clínica HOLOSMED, reconocida por su compromiso y responsabilidad con sus pacientes.

Comparte con tus amigos

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • Google Plus